Blogia
M

puta (cuento)

Se prepara un año intenso querido amigo... Por eso quiero recomendarte que seas cauto y aprovecho para desearte 300 días felices y 66 infelices (así valorarás más los felices) y una fructífera Noche de Reyes. Mi regalo es éste:

La conoció de una forma bastante peculiar teniendo en cuenta el modo de vida de ambos. No hacía más que unos pocos días, pero eran años en realidad. En ese tiempo ella le había contado muchas cosas: sus sueños (bastante alejados de su realidad), sus necesidades y sus aficiones, entre las que destacaba patinar. Tanto le gustaba, que un día, entre risas alcohólicas, él le dejó sus patines y estuvieron patinando por el pasillo de su casa: "la puta sobre patines" reía ella desaforadamente. Él sonrió, pero su sonrisa se torcía producto de una terrible compasión. Estaba tan acostumbrada a que la trataran mal que se perdía continuamente el respeto, convirtiéndolo con maestría en un chiste cruel. Esa misma noche se quedaron viendo la televisión hasta muy tarde y cada vez que ella reía (siendo muy a menudo), él no podía evitar mirarla furtívamente y sentir admiración. Jamás había conocido a nadie tan valiente.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres