Blogia
M

leyenda japonesa (cuento)

El destino quiso que los prometidos tuvieran que enfrentarse en el torneo a muerte. Después de varios combates en el jardín del Tengu Rojo, las heridas que ella le estaba causando comenzaron a preocupar al maestro de Jizo: "El duelo debe finalizar; mira tus manos, están llenas de cortes". Pero Jizo, desoyendo los consejos del sabio, continuó combatiendo. Las espadas de los oponentes estaban conducidas por los sentimientos, pero la deshonra marcaría para siempre a aquel que se atreviese a interrumpir la lucha, y a su contrario, en tanto que amante. Las dos figuras se elevan ahora por los aires para volver a caer; una improvisada cama de flores rojas se extiende bajo una de ellas ante los asombrados ojos de los dos maestros. Malherido, en un último y desesperado golpe, Jizo ha querido liberarla de la insoportable carga que conforman la infamia y la muerte.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

budoson -

gracias!

humanista -

qué bonito... snif
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres